Tendencias 2024: la inteligencia artificial y la realidad virtual dando impulso al marketing digital y las RR.PP.

 

Virginia Huerta, directora de Archetype

 

En breve damos la bienvenida a 2024, un año en el que veremos cómo el marketing digital y las relaciones públicas seguirán evolucionando y transformando muchas industrias. Ambas disciplinas colaborarán de forma fluida para adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores y aprovecharán las ventajas de grandes avances tecnológicos como la IA y la realidad virtual para aportar mejores resultados a las campañas.

Por ello, en las siguientes líneas, nos gustaría hacer un avance de cuáles son la principales tendencias que que definirán las estrategias de marketing y comunicación en las empresas españolas en 2024.

1. Personalización impulsada por la IA

La IA es más que una palabra de moda, es la nueva columna vertebral del marketing y la comunicación. En el futuro, la experiencia de cada cliente se adaptará a las preferencias individuales, donde los conocimientos predictivos facilitarán la toma de decisiones estratégicas. Ese es el poder de la personalización impulsada por la IA, que revoluciona la forma en que las empresas interactúan con sus clientes. No se trata sólo de datos, se trata de crear experiencias que tengan un impacto a nivel personal. Además, el uso de herramientas de IA facilitará la automatización y la gestión de crisis en tiempo real.

2. Optimización de la búsqueda por voz

La búsqueda por voz ya no es una tecnología marginal, es algo habitual. Con el auge de los altavoces inteligentes, la optimización para la búsqueda por voz es crucial. Se trata de comprender y aprovechar el lenguaje natural y las consultas que se hacen a través de preguntas. Pensemos en ello como tener una conversación natural con tus clientes, respondiendo a sus consultas de la forma más intuitiva posible.

3. Hiperpersonalización

En 2024, la clave para un marketing eficaz es crear contenido ultrapersonalizado que hable directamente de las necesidades y gustos personales. Esto es posible gracias al análisis de datos avanzado, que permite a los especialistas en marketing diseñar campañas que tengan un mayor alcance con su público objetivo.

4. Contenidos generados por el usuario

Las redes sociales son una mina de información. Al practicar la escucha social y aprovechar el contenido generado por los usuarios, las marcas pueden aumentar significativamente sus niveles de autenticidad y participación con la comunidad. Se trata de construir confianza en torno a la marca, haciendo que tu audiencia se sienta escuchada y valorada.

5. Un compromiso auténtico

La transparencia y las prácticas éticas se están volviendo cruciales para conseguir un impacto favorable de las marcas. En comunicación, es necesario promover la honestidad en los mensajes transmitidos, asegurando que el contenido sea no solo informativo sino también respetuoso con unos principios y valores duraderos. Esto incluye evitar la publicidad engañosa y fomentar una cultura de conciencia y responsabilidad tanto en los emisores como en los receptores del mensaje. El objetivo es equilibrar las necesidades comerciales con la protección del medio ambiente y el bienestar social, construyendo así una marca consciente a largo plazo.

6. Foco en la sostenibilidad

La integración de prácticas éticas y ambientalmente responsables será cada vez más importante en las estrategias de marketing. Desde la promoción de productos o servicios que son respetuosos con el medio ambiente, hasta el uso de materiales reciclados en el empaquetado, cada vez veremos más campañas publicitarias que fomenten la conciencia ambiental y estrategias que apoyen el desarrollo sostenible.

7. Microinfluencers

Los microinfluencers están ganando terreno por su capacidad para conectarse a un nivel más personal y fiable con las audiencias. Colaborar con ellos puede generar mayores tasas de participación, particularmente para campañas de marketing y comunicación especializadas.

8. Contenido humano en las historias

La gente conecta con historias, no sólo con productos. En 2024, el contenido y la narración centrados en las personas son esenciales para crear relaciones más profundas con la audiencia. Se trata de desarrollar narrativas que hablen de la experiencia humana, donde la marca sea identificable y reconocida.

9. Experiencias inmersivas

La realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR) abren la puerta a experiencias inmersivas e interactivas que son únicas e innovadoras, llevando la participación del cliente a un nivel completamente nuevo.​

En nuestra opinión, el futuro pasa por aprovechar la tecnología, adaptarse al cambio constante de la industria y ofrecer comunicaciones personalizadas, basadas en datos, para construir y mantener ese vínculo con todos los stakeholders en un mundo cada vez más digital. Brindemos por hacer de 2024 un año de avances digitales y de crecimiento competitivo de las empresas españolas.

Etiquetas: , , , , ,