La marca España no puede defenderse orgullosamente con 6 millones de parados

Antonio Huertas Mejías, presidente y CEO de MAPFRE

Si algo necesita España en estos momentos de crisis económica sanitaria es que se escuche a sus principales líderes empresariales. Por este motivo, hemos querido entrevistar a Antonio Huertas Mejías, presidente y CEO de MAPFRE, la aseguradora española más grande del mundo, para que nos de su visión al respecto.

En esta charla se abordan, entre otros temas, la marca España, la crisis económica sanitaria originada por la pandemia y cómo se está viviendo desde el sector asegurador y desde MAPFRE. Y, también, otros aspectos como el impacto que tendrán los Fondos Europeos Next Generation en las pymes españolas.

Esta entrevista con Antonio Huertas forma parte de un acuerdo de colaboración de Esencia de Marketing con el Programa Empresas marca España, creado por MESIAS – Inteligencia de Marca España.

MAPFRE es una aseguradora global con presencia en los 5 continentes. También la mayor aseguradora española en el mundo y uno de los 15 mayores grupos europeos por volumen de primas. Bajo esa perspectiva de liderazgo y globalidad ¿Cómo ve a España en estos momentos a nivel económico-sanitario y cuál cree que es la percepción que hay de nuestro país en el exterior?
En España, aunque con lentitud, el proceso de vacunación avanza y falta poco para que realmente empecemos a tener control sanitario sobre la pandemia. Me preocupa esta desescalada  descontrolada que espero no nos traiga una nueva oleada de contagios. Los países avanzados se han organizado razonablemente, pero hay otros como India, donde la situación está lejos de controlarse.

A nosotros, en estos momentos, lo que más nos preocupa es Latinoamérica. Estamos presentes en 17 países de esa región y conocemos bien su realidad. Nos ha preocupado desde el principio, porque lamentablemente la mayoría de esos países no cuentan con los servicios públicos y gratuitos que tenemos en Europa. Por eso en 2020, la Fundación MAPFRE destinó 35 millones de euros a cerca de 30 países frente al Covid y, este año, otros 10 millones adicionales con foco en Latinoamérica.

En 2020, la Fundación MAPFRE destinó 35 millones de euros a cerca de 30 países frente al Covid y, este año, otros 10 millones adicionales con foco en Latinoamérica

Respecto a la crisis en España, como vengo contando cada dos viernes en mis redes sociales, solo la vacuna nos puede sacar de esta crisis y, por tanto, la vacunación masiva debería ser la única prioridad, una vez atendidas las situaciones de emergencia. Cuanto antes vacunemos a amplias capas de la población, antes podremos poner todo el esfuerzo en superar la terrible crisis económica y social que ha venido con la pandemia. Y, no nos olvidemos de que, frente a una pandemia global solo caben soluciones y compromisos globales en vacunación. No podemos dejar atrás a ningún país ni a ninguna sociedad.

La imagen de nuestro país en el exterior ha caído como lo han hecho la de la mayoría de los países de nuestro entorno

En lo que se refiere a nuestra imagen exterior, pienso que ha caído como lo han hecho la de la mayoría de los países de nuestro entorno. Estamos ante una pandemia que ha paralizado el planeta y no podía ser de otro modo. Pero, de nuevo, volvemos al punto de la vacunación. Los países que están siendo más eficaces son también los que más reputación nacional e internacional están recuperando.

Los países que están siendo más eficaces con la vacunación son también los que más reputación nacional e internacional están recuperando.

La pandemia que estamos viviendo ha sacado a la luz nuestras fortalezas y debilidades como país. ¿Qué destacaría de unas y otras?
Las debilidades son las de siempre. Tenemos 17 sistemas sanitarios y una cogobernanza con el Gobierno central que no está funcionando. Seguimos pensado en lo táctico en vez de pensar en lo estratégico, y tomando pequeñas decisiones en vez de aprovechar esta crisis para reestructurar el país y corregir aquello que no funciona porque, que nadie tenga ninguna duda de que esta no va a ser la única crisis global que nos va a tocar gestionar.

En España tenemos 17 sistemas sanitarios y una cogobernanza con el Gobierno central que no está funcionando. Seguimos pensado en lo táctico en vez de pensar en lo estratégico

Lo positivo es que hemos sido una población que ha sabido estar a la altura. Una de las sociedades más respetuosas con las medidas de confinamiento y prevención , pese a los casos que se han publicado; pero la inmensa mayoría de los españoles hemos estado a la altura.  

Desde su sector, el del seguro ¿Cómo están viviendo la situación? ¿En qué se han visto más perjudicados? ¿Y qué nuevas oportunidades han surgido?
Ningún sector ha salido favorecido por esta crisis, parar un país o parar un planeta, no es bueno para nadie.

El seguro ha liderado soluciones de emergencia para contribuir a la solución del problema, como el seguro de vida y accidentes, que hemos regalado a todos los profesionales sanitarios afectados por el Covid en España; o iniciativas similares donde también ha estado MAPFRE como en México. El seguro es soporte de la economía y, si la economía se para, el seguro se resiente. 

En los primeros meses de la pandemia sabíamos que en esos momentos lo más importante no era la cuenta de resultados. Simple y llanamente teníamos que ayudar, allá donde pudiéramos.

Con esta crisis las aseguradoras hemos reforzado la percepción de ser empresas confiables. Hemos reforzado muy bien nuestra reputación

En cualquier caso, sí lo hemos hecho bien. Nuestra actividad es contra cíclica y  estamos preparados para ayudar a nuestros clientes en momentos de crisis y dificultades.  Por eso, puedo decir que hemos estado a la altura atendiendo y dando respuesta en lo más duro de la pandemia a todos nuestros clientes, mediadores y proveedores, en los más de cuarenta países donde tenemos presencia directa. Y, además las medidas de gestión que adoptamos nos permitieron cerrar 2020 con unas cifras muy razonables, pero si no volvemos a la normalidad y al crecimiento económico en 2021, nuestra actividad, que depende fundamentalmente de la estabilidad, certidumbre y progreso económico, podría resentirse duramente.

Puedo decir que hemos estado a la altura atendiendo y dando respuesta en lo más duro de la pandemia a todos nuestros clientes, mediadores y proveedores en los más de cuarenta países donde tenemos presencia directa

Respecto a las oportunidades, las aseguradoras, en general, hemos estado al nivel que se esperaba de nosotros y los ciudadanos lo saben y nos lo reconocen. Hemos reforzado la percepción de ser empresas confiables. Hemos reforzado muy bien nuestra reputación.

Bajo su opinión ¿Qué impacto tendrán los fondos europeos Next Generation en la recuperación de las pymes españolas y, en general, en la economía de nuestro país?
Depende de cómo lo hagamos como país. Se nos ha presentado un proyecto ambicioso, pero aún sin concretar. En mi opinión, las urgencias hay que atenderlas, pero tenemos una oportunidad única para modernizar y transformar digitalmente nuestra economía y con ella, nuestra sociedad.

Todo ese esfuerzo inversor que venga de la UE hay que emplearlo en proyectos trasformadores, relacionados con la digitalización, la sostenibilidad, la diversificación del modelo y su adaptación al mundo global y conectado, y con un gran objetivo común a todos ellos, crear empleo sostenible y de calidad.

No se debería destinar ni un solo euro de los fondos UE a nada que no tenga retorno asegurado en términos de creación o mantenimiento de empleo

Somos un país con una tasa estructural de paro inaceptable que además se ha deteriorado enormemente a consecuencia de la pandemia. No se debería destinar ni un solo euro de los fondos UE a nada que no tenga retorno asegurado en términos de creación o mantenimiento de empleo. Y siendo como somos una economía de pymes, este esfuerzo modernizador tendría que ayudarles a mejorar su tamaño y competitividad y, con ello, su internacionalización porque estamos ya en un mercado global para todos.

Siendo como somos una economía de pymes, este esfuerzo modernizador tendría que ayudarles a mejorar su tamaño y competitividad y, con ello, su internacionalización porque estamos ya en un mercado global para todos.

¿Es asegurable una pandemia? ¿Qué está haciendo MAPFRE para generar confianza entre sus clientes durante la pandemia?
Si, cualquier riesgo es asegurable a priori si se tiene la información suficiente y adecuada para analizarlo técnicamente. Otra cosa muy diferente es que el precio y los recursos necesarios para desarrollarlo pueden ser elementos disuasorios en algunos casos y éste es uno de ellos.

Dicho esto, la pandemia no puede ser asegurable utilizando los mecanismos que tenemos a nuestra disposición en la industria aseguradora mundial. Necesariamente solo se puede hablar de soluciones para este riesgo, con la magnitud que ha aflorado en esta pandemia, usando mecanismos de colaboración público-privadas, en la que los estados participen de manera relevante en la protección y estableciendo límites de cobertura que impidan la quiebra del seguro mundial.

Hay que pensar en mecanismos que diluyan el riesgo y permitan que los clientes puedan contratar un seguro de esa magnitud. Es más, deberíamos estar trabajando ya sobre soluciones supranacionales, a nivel de la Unión europea, para que esa dispersión del riesgo pueda ser efectiva y los recursos financieros necesarios sean accesibles.

Hablemos de la marca España. ¿Cómo cree que se encuentra la marca España en este momento?
No dispongo de indicadores recientes, pero creo que no me equivoco si digo que no bien y, en general, siguiendo la misma suerte que el resto de la mayoría de las marcas-país.  Nadie lo ha hecho bien hasta ahora en la gestión de la pandemia, pero si comienza a haber diferencias entre unos países y otros en el proceso de vacunación. Y más del 15% de nuestro PIB y millones de puestos de trabajo dependen del turismo, sector que no puede vivir ofreciendo precios bajos. Precisa de reputación de país, de ser sinónimo de calidad, de protección, de seguridad y todo eso nos lo estamos jugando en estos meses.

La marca España no se encuentra bien y, en general, siguiendo la misma suerte que el resto de la mayoría de las marcas-país

¿Estamos poniendo los mimbres de la manera adecuada para que, cuando pase la pandemia, España genere confianza y recupere su atractivo para los inversores?
Deberíamos. En un mundo global ya no basta con atraer inversores, ahora además hay que seducirlos con un proyecto de país serio, estable y generador de oportunidades y de futuro. Sabemos hacerlo porque ya lo hemos hecho en el pasado construyendo una identidad global y un posicionamiento internacional que nos llevó a ser, siendo un país pequeño en extensión y población, una de las 10 economías más grandes del mundo. Este partido tan trascendente nos lo vamos a jugar a lo largo de los próximos dos años. Lo que no seamos capaces de hacer en este tiempo lo pagarán irremediablemente las generaciones venideras y habremos perdido una oportunidad histórica.

En un mundo global ya no basta con atraer inversores, ahora además hay que seducirlos con un proyecto país serio, estable y generador de oportunidades y de futuro.

¿Qué tal hacen marca España las empresas españolas en el mundo? ¿Y desde su sector, el asegurador, cree que son buenos emisarios de los valores y la cultura de nuestro país?
La gran empresa española ha contribuido en los últimos treinta años a elevar la reputación y el prestigio de la marca España por el mundo. En el sector asegurador somos apenas tres las compañías españolas con presencial internacional. Nosotros somos algo más, somos globales, con empleados y clientes en los cinco continentes y tenemos una experiencia internacional de más de cuarenta años.

Para nosotros es un orgullo ser la aseguradora española más grande del mundo y exportamos nuestra cultura aseguradora y empresarial que además enriquecemos con conocimiento local en cada país. Pero hacemos algo igual de importante como puede ser el negocio: exportamos nuestros valores, nuestro comportamiento ético, nuestra cultura inclusiva y diversa, nuestra estrategia en materia de igualdad y nuestros  compromisos con la sostenibilidad como seña de identidad allí donde estamos presentes. Y este tipo de valor añadido es un dividendo social que ayuda a acelerar la transformación de las sociedades menos avanzadas.

Para nosotros es un orgullo ser la aseguradora española más grande del mundo y exportamos nuestra cultura aseguradora y empresarial que, además, enriquecemos con conocimiento local en cada país

 Y, además, a través de nuestra Fundación, ayudamos socialmente en todas los países y regiones donde trabajamos, con acción social, contribuyendo a la formación y empleabilidad, ayudando a los mas vulnerables, con la promoción de la salud y la protección de las personas, la educación aseguradora y financiera y también facilitando un mayor acceso a la cultura. Todos los empleados y colaboradores de MAPFRE nos sentimos orgullosos de poder ayudar a los demás en los dos ámbitos, en el seguro por ser la actividad económica más solidaria que se conoce, como en el ámbito fundacional, a través de nuestro propio voluntariado.

¿Cómo podemos defender mejor la marca España en estos momentos? ¿En qué aspectos deberíamos focalizarnos?
Empleo, empleo y empleo, con seis millones de parados la marca España no puede defenderse orgullosamente. Tenemos que trabajar desde los cimientos ese enorme problema estructural que tiene nuestro país, que cada 10 años expulsa del mercado laboral a los más jóvenes y a los que, por edad, más experiencia tienen.

Perderemos el futuro si no subimos al tren del trabajo y buenos ingresos a los que ahora tienen menos de 35 años, pero también perderemos el presente si condenamos a la jubilación anticipada a cientos de miles de mayores de 50 años, que están siendo expulsados ahora del mercado laboral. Sin ellos, jóvenes y trabajadores experimentados será imposible.

Además, la marca España se proyectará mejor si eres un país que funciona, que produce valor, que compite en igualdad, que mejora la vida de sus ciudadanos y que crea oportunidades para todos, tanto para el emprendimiento y la inversión empresarial, como para atraer a potentes inversores internacionales que, a su vez, impulsan el desarrollo y el crecimiento económico y del bienestar.

La marca España se proyectará mejor si eres un país que funciona, que produce valor, que compite en igualdad, que mejora la vida de sus ciudadanos y que crea oportunidades para todos

Nos jugamos mucho en este momento, y todos debemos ser ciudadanos exigentes para que, una vez atendidas las urgencias médicas y sociales, los recursos no vayan a subsidiar la economía, sino a transformarla para que podamos no solo dejar un futuro esperanzador para las generaciones siguientes, sino que, mientras tanto, estemos preparados para las siguientes crisis sistémicas que muy probablemente vamos a padecer en las próximas décadas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Fundadora y editora de Esencia de Marketing

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Cookies necesarias para el funcionamiento de la web y no se pueden desactivar de nuestros sistemas. Se establecen en respuesta a acciones realizadas por usted que equivalen a una solicitud de servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o rellenar formularios.

gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], gdprprivacy_bar, popup-newsletter

Analíticas

Cookies que permiten mejorar la funcionalidad de la web realizando un seguimiento del uso del mismo. Pueden mejorar la velocidad con la que podemos procesar tus solicitudes, ya que nos permiten recordar las preferencias del sitio web. Si no se activan el rendimiento podría ralentizarse.

gat_Google